¡DIOS LO BENDIGA, PADRE!

El Reverendo Padre Richard Clifford,* un sacerdote católico estadounidense, pasó los primeros veinte años de su apostolado en Lima, Perú, a partir del año 1960. En enero del 2003, mi señora y yo lo visitamos en su actual ministerio, la Parroquia de San Sebastián, en Mérida, Yucatán. Durante la cena en un restaurante local, el Padre Richard recordó sus tiempos en Lima.

Amaba al Perú y estaba muy contento de haber pasado parte de su apostolado en el país. Para enfatizar el punto, me contó que una vez, estando en Lima, había sido llamado a administrar la Extrema Unción a una señora de avanzada edad, que vivía en uno de los pueblos jóvenes que en esos tiempos rodeaban a la ciudad.

Era una noche fría de invierno. En cuanto el Padre se arrodilló cerca de la cama de la moribunda, le vino un ruidoso estornudo, comprensible dadas las circunstancias. Para su sorpresa y maravilla, la señora se levantó a medias y dijo, en forma suave pero clara, con suficiente volumen para ser escuchada: "¡Dios lo bendiga, Padre!"


* El Padre Richard Clifford falleció el 27 de noviembre de 2016, a la edad de 89 años, en Maryknoll, Nueva York.
El padre Richard Clifford, con los niños de la Parroquia de San Sebastián, Mérida, Yucatán, México.

El padre Richard Clifford, con los niños de la Parroquia de San Sebastián,
Mérida, Yucatán, México.